Seleccionar página

La firmeza de la piel del rostro se mantiene gracias al colágeno. En el post te cuento las acciones que favorecen su destrucción y por tanto la pérdida de firmeza. Muchas ya las conoces pero alguna te va a sorprender. Es muy importante conocerlas para evitarlas o, al menos, reducirlas.

¿Qué es el colágeno?

Es una proteína que se encuentra en la dermis que es la capa intermedia de la piel. Las células que hay en la dermis solamente representan el 20% de ésta. El 80 % restante, es decir el espacio entre las células, lo componen  las fibras de colágeno, de otra proteína que se llama elastina y una sustancia que hay entre ellas que tiene capacidad de absorber agua. Con el paso de los años la capacidad de retener agua se pierde y la piel estará menos tersa. Aumentan las arrugas profundas, se pierde elasticidad, hay descolgamiento e incluso el poro parece más grande debido a la flacidez.

Además, a partir de los 25 años se va teniendo menos  colágeno, que es el sostén, los andamios de la piel, porque lo que se destruye es mayor que lo que se regenera. Ésto es algo natural y fisiológico. El problema viene cuando por estilo de vida ese colágeno se destruye en más cantidad de lo que corresponde y la piel representa mayor edad que la que se tiene.

Al final, todas estas causas de estilo de vida son responsables del 80% del envejecimiento mientras que el propio paso del tiempo y la genética sólo intervienen en el 20% restante. Por tanto merece la pena identificar estos enemigos para reducir su impacto.

Los últimos avances cosméticos son una ayuda pero hay que  tener en cuenta que el colágeno está en la dermis donde es mucho más difícil actuar con cosmética y por lo tanto las expectativas deben ser reales. Es mucho más fácil prevenir la destrucción que reparar lo dañado.

Factores que destruyen el colágeno

1-Radiación solar y por cabinas de bronceado, tabaco y contaminación

Son las más conocidas. Afectan por separado pero juntas son una sinergia explosiva. Se generan radicales libres que  destruyen las células pero también producen  inflamación. Esta inflamación si se cronifica, el organismo la interpreta como algo malo y activa sustancias que destruyen las fibras de colágeno.

2-Exposición a temperaturas elevadas durante un tiempo prolongado

3-Falta de sueño

Por la noche se ponen en marcha mecanismos reparadores de los órganos y tejidos.

4-Alimentación rica en azúcares simples

Los alimentos con alto índice glucémico como las bebidas azucaradas y los azúcares refinados de la bollería hacen que tras la ingesta haya un nivel alto, un pico, de azúcar en sangre. Esa alta cantidad de azúcar reacciona con las proteínas y las modifica. Esta reacción se llama glicación. El colágeno y la elastina de la dermis son proteínas.  Por tanto habrá pérdida de firmeza, de elasticidad y además la piel  presentará un aspecto apagado, amarillento

El azúcar naturalmente presente en los alimentos como la fruta no afecta a la piel porque en la digestión se va a liberando progresivamente, sin picos. Por eso es recomendable ingerir la fruta entera.

5-Falta de ejercicio

El ejercicio aeróbico ayuda a quemar el azúcar.

El sedentarismo es enemigo de la salud y el bienestar.

6-Estrés mantenido en el tiempo

El estrés es un mecanismo de defensa ante una sensación de peligro. Se genera cortisol que aumenta el azúcar en sangre precisamente para que los músculos y el cerebro tengan combustible para que reaccionen y nos pongan a salvo.

El problema viene cuando no es una situación puntual que es para lo que está diseñado, sino que se prolonga en el tiempo. Entonces causa estragos  a todos los niveles. Puede que tu alimentación sea  correcta pero por el cortisol vas a tener un alto nivel de azúcar en sangre como si te estuvieras alimentando a base de comida basura y aumentará la glicación y por tanto tu piel pierde firmeza.

¿Qué puedo hacer para mantener la firmeza de mi piel?

Se puede actuar sobre los factores modificables

1-Protección solar con antioxidantes para neutralizar radiación y radicales libres en rostro, cuello y escote durante todo el año. El protector solar siempre es la mejor crema antiedad.

2-Evitar tabaco

3-En la medida de lo posible, minimizar la contaminación y las temperaturas extremas.

4-Practicar deporte

5-Evitar el estrés prolongado.  No pasa nada por pedir ayuda si es necesario

6-Alimentación saludable

Es importante consumir frutas y verduras por su alto contenido en vitamina C, que ayuda a la formación de nuevo colágeno y además desplaza la ingesta de comida basura y bebidas azucaradas con índice glucémico alto. Eso si, una vez que se llega a la cantidad diaria recomendada, aumentar la ingesta de vitamina C no va a hacer que se sintetice más colágeno.

7-Controlar enfermedades como la diabetes.

8-Dormir bien

En resumen, como para casi todo, siempre es mejor prevenir que curar. Mejor no estropear y así evitamos tener que reparar.

Espero que este post con consejos para mantener la firmeza de la piel del rostro te haya resultado útil. Si tienes alguna duda puedes preguntar lo que quieras en comentarios.

Rosa

 

 

 

Accessibility Toolbar